Lucía Corpacci, al igual que con el resto de las empresas estatales, hizo una fuerte defensa de CAMYEN (Catamarca Minera y Energética Sociedad del Estado) que es “tan injustamente castigada por aquellos que defienden más los intereses ajenos que de los de la Provincia” y remarcó que la empresa “hoy mantiene el único emprendimiento de Fabricaciones Militares en todo el país, los demás cerraron dejando sin trabajo a miles de personas y por eso nos parece muy importante”.

En este sentido, lanzó un pedido que quizás despierte algún conflicto con Nación. Le pidió a los legisladores nacionales por Catamarca “que presenten un proyecto en conjunto para que Minas Capillitas sea devuelta a la provincia, porque desde que se reformó la Constitución nacional todas las minas pertenecen a las provincias y la presencia de Fabricaciones Militares es una colonia del Estado nacional en el Estado provincial”.

Agua Rica

La mandataria también se refirió a la posible explotación a Agua Rica, lo que consideró que “es una oportunidad que los catamarqueños no nos podemos perder”. Tras señalar que ahora este es un proyecto totalmente distinto al que generó el rechazo de parte de un sector de la comunidad de Andalgalá, aclaró que “no se avanzará mientras la empresa no presente los informes de impacto ambiental exigido y tampoco habrá avances mientras la Justicia no se defina en relación a la prohibición de llevar adelante emprendimientos mineros en Andalgalá”.

Te Puede Interesar